Mental 1


El macizo valor real de estar en un confinamiento, o de saber que aún no teniéndolo, afuera y adentro, donde sea, no es cierto lo que ha de suceder. The massive real value of being in confinement, or having it not yet know, outside and inside, where it is not certain what will happen. La valeur réelle d’être massives en isolement, ou de l’avoir savons pas encore, à l’extérieur et l’intérieur, où il n’est pas certain de ce qui va se passer. Valè an masiv reyèl pou yo nan anprizònman, oswa gen ankò li pa konnen, soti deyò, li andedan, ki kote se pa sèten sa ki pral rive.


Contrastarlo todo. “¿Qué había antes?”. Objetivos siempre inconfesables. Frescor. La misma situación latente de siempre. “Decile que se vaya”. Tener en cuenta siempre los fondos. A veces, Piazzolla hacía sonar objetos extrañísimos. Ablandar gane quien gane. Un escritor boliviano. Estar como no sabiéndolo. Lo más difícil de entender hoy por hoy es que la fotografía no es lo que muestra. “¿Qué es un chino en realidad?” Es posible enamorarse por foto, pero también es una teoría sobre los mundos paralelos esa acción. “¿Por qué dos y no tres?”. Algún día todos nos quedaremos sin luz, al menos por un rato, pero todos. La pasión del ánimo puede perderse. “Ya mordías la banquina cuando te encontré”. ¿De qué vive Claudia Bello? Estar adentro está mal visto. Qué linda era Olga Zubarry. Imprudencia a tu lado. La magia está escrita.

Madrid, España, 1947


Eva: Mi marido me contó su teoría.
Dodero: No es una teoría.
Eva: Como quiera llamarlo usted.
Dodero: Es sólo un plan, señora, sí. Pero só…
Eva (Interrumpiendo.): No lo sabría mi marido si sólo fuese un plan, como así tampoco me parece que usted se haga el sota conmigo en cuanto a lo que usted sabe que yo sé.
Dodero: Usted debe comprender, señora, que en Suiza no p…
Eva (Interrumpiendo.): No me salga con Suiza, Dodero. 
Dodero: ¿Por qué no?
Eva: Mi marido me tiene al tanto, le digo yo.
Dodero: Eso no lo dudo.
Eva: A mí tampoco me caen bien los judíos, Dodero. Pero yo necesito que usted o cualquiera de los que trajo me explique a mí qué cosa le tengo que decir.
Dodero: ¿A quién?
Eva: Al Papa, Dodero. Ya se lo dije y espero que ésta sea la última vez que tenga que hacerlo: no soy ni tonta ni ilusa. Pero hay costado que me estoy perdiendo. Tampoco Freude me cae simpático. Del padre le hablo yo. Rudi es Juancito pero rubio. 
Dodero: La guerra no terminó, señora. 
Eva: Esto es más que la guerra, no me diga que no. La mujer de Franco me dijo algo con respecto a eso. Y tenga en cuenta que ésa Carmen es poco dada conmigo.
Dodero: ¿Qué le dijo?
Eva: Poco, por eso le pido más información. Me habló de la espada.
Dodero: No sé nada yo, señora, que a usted pudiera satisfacerla en cuanto a lo q…
Eva (Interrumpiendo.): Dodero: usted debe escucharme como si yo fuese una persona que entiende de qué le están hablando, ¿me comprende?
Dodero: Todo ha sido dicho.
Eva: ¿Usted cree?
Dodero: No creo, sinceramente, que yo deba estar, y discúlpeme pero las cosas son así acá, evaluando mis posibilidades y las suyas, sabe.
Eva: No se me haga el Magaldi, Dodero. Yo le hablo de otra cosa y no se a…
Dodero (Interrumpiendo.): Es una pena.
Eva: No me salga ahora con una respuesta tan complaciente conmigo porque, y discúlpemen usted ahora, no quiero comenzar a poner en funcionamiento la maquinaria que me hace encadenar los momentos y las situaciones, y así, como en las cintas, darme cuenta que a lo mejor todo es más terrible de lo que yo veo, pero que no por eso, nosotros, mi marido y yo, no podemos ser parte.
Dodero: No creo entenderla.
Eva: Yo creo que sí.

23.4.1981.28.10


Uno. El valor de ser efímero. Jejenes. Ignorancias. Plenitud. Festejo. Presagio. Lumpenaje. Tránsito. Travesía. Travestía. Fabio. Delfín. Carlos. 8. Banlón. Antología. Vendimia. Internados. Sonda. Maduro. Visitante. Se siente. Independentista. Mendoza. Simplemente eso. Acotación. Telgopor. Nietzche. Despreocupados, irónicos y violentos -así nos quiere la sabiduría-.

Siempre supimos lo de Tesla


Lo libre y lo suelto, lo natural, lo espontáneo se nos retobó fulero contra el aparato totalitario de ola determinación. En el Royal Orchid Sheraton de Bangkok estábamos. Nos atragantamos todos en presencia de desconocidos. Sudamos. Torpes y fronterizos. Sudor a litros volcamos. Salpicamos. Los detalles fomentaron la ley3enda. Lechones no hubo. Sí, alacranes. Bandadas de alacranes amarillos. 27 chispas, después. Madeline, Babilonia y Pebete pasaron  en lo suelto. Sucesivas, vertiginosas llamas como que nos refulgieron. Siempre supimos lo de Tesla. Nadie quiso escapar. Ni siquiera los judíos.

Introspección compartida 4


Ahora, bajo el beneficio de una obediciencia, es el primer día del mes de julio del año 2012; y faltan 5 minutos para las 17 horas, o las cinco de la tarde según donde se esté. Estoy Granadero Baigorria, una ciudad de la cuenca lechera de América del sur.
Es preciso indicar que tal como las demás introspecciones o similares denominaciones que voy utilizando para esto, todo ocurre con el devenir literal, con los intentos más que con los resultados de dar algún fundamento, al menos, al manoseo de los incontables abusos al lenguaje, a la necesidad de posibilidades, a lo que está comprimiendo la masa general haciendo de uno y cada uno, pero con distinción, la anulación de la sospecha, de la curiosidad, del juego no fingido, la tan evidente e invisible reducción por una masa que vaya, que sólo vaya por dónde hay que ir. Andar buscando grietas, escarbar la tierra, apagar y encender los descuidos emocionales, ser laxante algunos deciden. Luego se sabrá que sí, que hay una decisión íntima y esencial que no divide ninguna cosa rara como la moral, y que todos deberíamos saber más de quimica y creer que la frase “decir las cosas como son” no son gritos, sino alaridos de ayuda y de control.


     Now, under the benefit of a obediciencia, is the first day of July 2012, and missing five minutes for 17 hours, or five in the afternoon depending on where you are. I Baigorria, a city of the dairy areas of South America.
     It should be noted that as other insights or similar names that I use for this, everything happens with the passing literal, attempts rather than the results give some basis, at least, the handling of the countless abuses of language, the need to possibilities, to which is compressing the general mass making each and every one, but with distinction, the cancellation of suspicion, curiosity, play unfeigned, the obvious and invisible as a mass reduction go, just go to where to go. Walking for cracks, dig, turn on and off the emotional neglect, some choose to be laxative. Then you will know that yes, there is a close and essential decision that does not divide any odd thing as morality, and we should all know more about chemistry and that the phrase “tell it like it is” not screaming, but screams of support and control.


Reivindicación a lo destrenzado que puede ser el visor de lo que incita a poseer bajo el mandato suave de la contemplación. Hacer salir. Simplificación de todo aquello que no podría existir sin lenguaje. Tenerle paciencia a la voz. Inducción negativa hacia la existencia de un pensamiento existente, como se dice, per se. Independencia a lo que ocurre con plena conciencia. Negar la participación en actividades que no pueden ser expresadas verbalmente no es delito. Chè te ne frega suena fantástico. El dolce tuo destino, también. Sustancialidad es una palabra rarísima. La fascinación puede provocarse. Y con una mueca de mujer vencida me dijo `es la vida´ y no lo vi más, canta María Graña. Hay una teoría que dice que aún nos pueden engañar mejor, pronto. Legislar la forma es de promoción personal. La hipertrofia podría no verse a simple vista. Exhortar en todo instante la autoridad de la influencia del carácter empírico de los otros tampoco es delito. Lo que se desvanece también es una experiencia sensorial. Devoción consecuente con todo aquello que estriba desautorizar los caprichos de la ética amorosa. Atribuir la posibilidad de ciertos errores metafísicos no sería mala idea. La superficie no es segura. La relación entre el centro y la circunferencia representa otra cosa. Lo que no puede concebirse es que haya ausencias que aprendan a nombrar las cosas. La tragedia moderna es para no decir que siempre pasa lo mismo. Todos los demás son antepasados.


Yo no creo que esto sea una cuestión de mesura de parte de todos a la hora de negociar. Nosotros no sabemos accionar con cautela. Nos gana la velocidad del enseguida. Nuestro rumbo atraviesa el ritmo del pliegue y el repliegue sobre nosotros mismos. Es nuestra manera para encararlo todo, hasta el terciopelo que nos robaron. Así, nunca seremos abandonados por estos artilugios emocionales. Sabemos de personajes. Otros se deforman por esto, se desordenan por dentro y por fuera. En ese orden sucede. Nosotros alternamos volver a elegirnos con desentendernos de ustedes y de nosotros mismos para siempre.

Don´t go to sleep


Es algo aparte de todo. Un refucilo que te parte las pupilas de golpe. Apela a todo. Achica los espacios inflamables, los concentra en un signo. Dispara observándote, te abre hacia lo que danza y galopa es grueso y caramelo. Te deja.  No tan lejana. Después, se tiene la sensación de que al menos una hora pasó desde que comenzó, se estableció y se fue o permaneció disperso pero irresoluto, como esas venas en la cabeza que a veces laten avisando que lo que viene es viento, y no polvo. Pero la percepción de su estancia no llega nunca a cuatro segundos. Esto fue aprobado tanto por la psicofarmacología como por la llamada medicina holística. Lo que varía es el cómo se lo explica para que el receptor –que es uno, todos y en realidad, nadie- no pueda pensar en la magnitud de este suceso sobre el peso del mundo que vive y habita. 

Celebrar lo parecido


Celebrar lo parecido (a veces). No introducir réplicas. Aflojar para que la energía circule. Sistema de confianza. Yo me veo en el otro y me relajo (automentira). Elementos disonantes donde el argumento te sucede. La obligación de enamorarse nunca es una emoción pura. A pesar de no estar ni disponible ni vulnerable, las cosas pasan. La relajación no surge de la orden, y lo que se necesita no debería ser (tan) pensado. Impresión disonante de un mendigo rengo pidiendo felatio en la plaza Santos Dumont en la siesta del verano. Lo vivo es arbitrario. La comprensión es un mito que se vuelve sensible (al pedo, a veces). Habilitar el permiso para que el cuerpo sea un canal. El estiramiento de las extremidades a veces ayuda. Leer a Sara Gallardo, también.

La vida volverá


- La vida volverá.

- La vida volverá.

- Sí. ¿Pero cuál?

- La otra. La muerte es como un cambio de ropa. He sentido el movimiento de mi cuerpo ahogado tratando de nacer, de respirar aire claro. Intuyo incluso el lugar: en otra isla.

Severo Sarduy, “Pájaro de la playa”

Derrumbamiento


¿Te has derrumbado alguna vez sobre ti mismo arrastrado por las ruinas malherido mirado sorprendido los destrozos y pensado: soy yo? / Los presentes, bueno, todo el mundo, te miran exigentes recomponte te tambaleas te agachas por un pedazo luego por otro luego por otro más e intentas la reconstrucción”. Derrumbamiento, de Thurídur Gudmundsdóttir (Islandia, 1939). Traducción de José Antonio Fernández Romero

CEFK


No sólo no va a pasar nada, sino que es muy probable que a la más mínima intención de que todo el pasado y el porvenir no fuese o no sea o no sería cómo ellos te dicen que fue y será con más fe que sapiencia de fe, digamos, inminente de abuso de la condición humana será tu presente y a los gritos pedirás indulgencia para ellos mientras, tercerizados y ordenados en Excell, ellos aplicarán la lenta pero efectiva arma que fue inventada con la forma pero con el contenido que sea o fuese necesario para que ciegos y sordos quedemos todos ante la falta de ganas en saber y preconizarnos, culposos o progresistas, que sí, que hay algo o alguien que además de eterno y enorme de beneficios, también, el rencor y la venganza sobre tus ideas sobre “eso” las pone en evidencia sólo cuando sabe que o ya no le sirves o que inútil es tenerte cerca.

Tanta


No al pedo se consume tanta droga. No al pedo no se habla del progreso y la cocaína. No al pedo el éxtasis se llama éxtasis. Algo se está reemplazando. Algo se debe haber muerto en nosotros. O en algunos de nosotros.