9 de la mañana


O las fui perdiendo de a poco y casi como nos sucede a todos sin darnos cuenta, el pasado es pasado en la medida de los sentidos que, pasajeros o no, nos transiten en el momento que sea, cuando sea, donde sea que esté uno, así, todos acudimos a esos momentos en los que, de repente, se siente algo nunca jamás experimentado pero con cierta inversa e injusta cualidad de generar, porque sí, la intención real de la sorpresa en beneficio de la novedad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s