Embestida viscosa pero esencial intercambio estampado a partir del lado derecho del pecho


  • Psicoactivador: Todo fracaso en la tarea integradora deberías incluirlo en el mecanismo básico.
  • Jotavé: Ahora me tutea. ¿Puedo hacerlo yo?
  • Psicoactivador: No me estás escuchando.
  • Jotavé: Sí que lo estoy haciendo. Por eso está usted acá.
  • Psicoactivador: Yo estoy para servirte.
  • Jotavé: ¿Es decir?
  • Psicoactivador: Yo soy tu defensa frente al exhibiscionismo de las racionalizaciones que vienen coexistiendo con vos desde rato, pero que en realidad no coexisten, sino que viven a costas de tus tendencias a las acciones contrarias.
  • Jotavé: Un alienado soy, como me dijo aquella vez aquel tipo que se creía Hamlet.
  • Psicoactivador: Teléfonos sin líneas ocupan siempre el primer plano de algunas personas. Cabecitas con flechas al revés, ensayos de alomidón.
  • Jotavé: Despojarme de cualquier tipo de artificio narrativo o literaririo -si es que los tuviera-, y así determinar -primero para mí mismo y luego para el presunto lector- que la transformación que hoy condiciona las acciones que realizo en mi vida, no se exponen aquí como un artilugio de seducción en esta madeja virtual que nos convoca, sino que invocan y se invocan desde una fenomelogía que aún siendo posible rotular dentro de la sintomatología de psicoterapeutas, se niega a encerrarse dentro de ese campo de la salud. Eso escucho de usted.
  • Psicoactivador: Soy lo que me das.
  • Jotavé: ¿Es un chiste?
  • Psicoactivador: Es un retardador.
  • Jotavé: Tengo preguntas.
  • Psicoactivador: Quién no.
  • Jotavé: No lo sé.
  • Psicoactivador: Tenés respuestas también.
  • Jotavé: Las puertas son giratorias.
  • Psicoactivador: Nos vamos entendiendo.
  • Jotavé: Es un poco patético.
  • Psicoactivador: Lo usual en estos casos, Jotavé. Estamos muy alejados, muy al sur como para no encenderse al principio por cualquier fulgor.
  • Jotavé: La pregunta es más o menos sobre por qué, si esto realmente es peor que antes, si esto es peor porque acá sucede lo mismo que antes pero con la si sde quiere sutil diferencia que, mal que les pese a algunos, el caudillo prosperaba solo, es decir, se erguía ente él una posibilidad venida de una creencia, mal que les pese a otros, leal a sí mismo digamos. Qué sucedía después o qué sucedió, dóndfe y cómo no viene al caso porque que yo me pregunto es si esta gente con la imagen de Cristina como frente de comunión, incluida ella misma, tiene un único motor que no es otro que lo literal del menemismo pero cautelosamente resguardo en una impronta que, a fin de cuentas se traduce en la más concreta de las ideas, la idea de tener, la idea tardía para este momento de tocar la plata pero enmascararlo bajo otros ámbitos y situaciones de las cuales salen airosos porque fomentan lo que hacen, pero no se sabe a qué responden sus impulsos emocionales, sólo la plata en la cabeza tienen. Si es así, digo, si es peor que antes y se ve, ¿por qué los y las jetonas de antes no hacen al menos malabares linguisticos? Y ahçi mismo yo em contesto: por miedo. Miedo a perder. Nadie sabe perder en Argentina. En el mundo no lo sé, pero cuando alguien -cualquiera- accede por el partido y bandera que sea a los beneficios de “ser” y que ése ser se traduzca en réditos y fueros, tal como igual más o menos sucede con los famosos y la televisión, es muy difícil que si antes no previste “la que se te viene” abras la boca en un porque sí que al menos, no llegando nunca a ningún lado, fisure la imagen oficial. Como Carrió, que hizo una especie de rally Dakar con una información que estaba llegando, en su momento, desde EEUU y que contendría las pruebas fidedignas sobre el entonces presidente Carlos Menem y el (estamostodoscansadosdeescucharestapalabra) narcotráfico. Nada sucedió y menos nada le sucedió a Carrió en cuanto a su seguridad. Si ahora nadie habla con una soltura la menos parlamentaria, podrían estar pasando dos cosas. Una: no hay nadie del otro lado con el público necesario. Dos: “Mejor nos callamos porque no estoy del todo seguro que mañana no nos venda por una tierra en el sur”.
  • Psicoactivador: ¿Todo eso?
  • Jotavé: ¿Qué?
  • Psicoactivador: Todo eso caminando y escuchando Charly García, digo.
  • Jotavé: ¿Suena horrible, no?
  • Psicoactivador: Al menos suena.


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s