Ventolina


Lo interno que sé, que está, que es y que tengo, te dice, como también lo externo mío es, te dice, una herramienta equivalente a la mano que con sus dedos sostiene la birome, el bolígrafo o el lápiz con el cual uno escribe, te dice, en un papel cualquiera, lo que de dentro viene hacia el afuera de este plano de realidad. Lo que miro a través de mis ojos, te dice, se cubre de emoción más que de significación. O al revés. Aún no lo sé, te dice, pero siento una ventolina que me empuja y puja de adentro hacia fuera y viceversa y, en movimiento inestable (+), me encuentro con un trabajo propio que sólo yo, te dice, puedo realizar y realizarme con la forma que yo tengo (o tendría) para saber quién soy, te dice pero no te devela su herramienta sino que te deja para que ahondes en tu propio sistema no dogmático cuya práctica permanecerá en la residencia de un devenir auténtico, es decir, tuyo, unificado en lo múltiple.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s