Ventosa


La serenidad como ventosa a la ley que dice que al juntar o aproximar dos realidades distintas se podría conectar hacia realidades nuevas.La serenidad como ventosa a la ley que dice que al juntar o aproximar dos realidades distintas se podría conectar hacia realidades nuevas.

Anuncios

Madrid, España, 1947


Eva: Mi marido me contó su teoría.
Dodero: No es una teoría.
Eva: Como quiera llamarlo usted.
Dodero: Es sólo un plan, señora, sí. Pero só…
Eva (Interrumpiendo.): No lo sabría mi marido si sólo fuese un plan, como así tampoco me parece que usted se haga el sota conmigo en cuanto a lo que usted sabe que yo sé.
Dodero: Usted debe comprender, señora, que en Suiza no p…
Eva (Interrumpiendo.): No me salga con Suiza, Dodero. 
Dodero: ¿Por qué no?
Eva: Mi marido me tiene al tanto, le digo yo.
Dodero: Eso no lo dudo.
Eva: A mí tampoco me caen bien los judíos, Dodero. Pero yo necesito que usted o cualquiera de los que trajo me explique a mí qué cosa le tengo que decir.
Dodero: ¿A quién?
Eva: Al Papa, Dodero. Ya se lo dije y espero que ésta sea la última vez que tenga que hacerlo: no soy ni tonta ni ilusa. Pero hay costado que me estoy perdiendo. Tampoco Freude me cae simpático. Del padre le hablo yo. Rudi es Juancito pero rubio. 
Dodero: La guerra no terminó, señora. 
Eva: Esto es más que la guerra, no me diga que no. La mujer de Franco me dijo algo con respecto a eso. Y tenga en cuenta que ésa Carmen es poco dada conmigo.
Dodero: ¿Qué le dijo?
Eva: Poco, por eso le pido más información. Me habló de la espada.
Dodero: No sé nada yo, señora, que a usted pudiera satisfacerla en cuanto a lo q…
Eva (Interrumpiendo.): Dodero: usted debe escucharme como si yo fuese una persona que entiende de qué le están hablando, ¿me comprende?
Dodero: Todo ha sido dicho.
Eva: ¿Usted cree?
Dodero: No creo, sinceramente, que yo deba estar, y discúlpeme pero las cosas son así acá, evaluando mis posibilidades y las suyas, sabe.
Eva: No se me haga el Magaldi, Dodero. Yo le hablo de otra cosa y no se a…
Dodero (Interrumpiendo.): Es una pena.
Eva: No me salga ahora con una respuesta tan complaciente conmigo porque, y discúlpemen usted ahora, no quiero comenzar a poner en funcionamiento la maquinaria que me hace encadenar los momentos y las situaciones, y así, como en las cintas, darme cuenta que a lo mejor todo es más terrible de lo que yo veo, pero que no por eso, nosotros, mi marido y yo, no podemos ser parte.
Dodero: No creo entenderla.
Eva: Yo creo que sí.

23.4.1981.28.10


Uno. El valor de ser efímero. Jejenes. Ignorancias. Plenitud. Festejo. Presagio. Lumpenaje. Tránsito. Travesía. Travestía. Fabio. Delfín. Carlos. 8. Banlón. Antología. Vendimia. Internados. Sonda. Maduro. Visitante. Se siente. Independentista. Mendoza. Simplemente eso. Acotación. Telgopor. Nietzche. Despreocupados, irónicos y violentos -así nos quiere la sabiduría-.