Acá


Anuncios

Hacerlo


Hacerlo y ganarse el mérito de haber superpuesto la firmeza de una convicción con el sentido de sólo estar. Otro día solo estando arrepentirse y deshacerlo, como quien no quiere la cosa. No es frecuente no poder resistirse cuando la convicción de hacer proviene de un calor entre la nuca y la mollera. Nadie asume que siente de ese modo bajo las circunstancias dadas después de haber perdido. Perder es barroco.

Suerte que nunca me fui


Cuando hablo conmigo mismo tengo
que hablar aún no teniendo nada
que decirme, aún no sabiendo si quiero
hablar conmigo mismo, aún así me digo,
con la imagen del ahora desamparada y
en paralelo a lo que los demás llaman
utilidad en cuanto a lo que un
-cualquiera-
cumple y en cuanto a donde un
-cualquiera-
podría llegar. Dónde llegar es una cuestión
íntima que luego así, y sólo así, hace
caravana hacia afuera, donde siempre
cuando hablo conmigo mismo me digo
que, de ocurrir algo, lo que ocurre
son palabras, y éstas
-ojalá me digo siempre que hablo
conmigo mismo-
sean del tamaño no sé si justo
no sé necesario pero sí con e
tamaño semejante a las circunstancias
y creencias de uno
-cualquiera.

Cuando Planto Bandera


“Estudiar la posibilidad de convertirse en un lobezno para no temerle nunca más al lobo: familiarizarse. En un mundo familiar totalmente extraño son necesarias algunas palabras precisas, como Mesa, Silla, Ventana o Calefacción Central para perder ese aire de familia. Cuando dibujo me rodeo de mis propios dibujos Cuando Planto Bandera resurjo de mis cenizas El Yo Que Habla. El lobezno pliega las orejas y se arrastra lleno de miedo al son de los aullidos de los lobos; lo difícil es salir del dibujo y pastar almas se entiende del dibujo hecho por las propis manos Del Yo Que Habla. Ahora se me ha dado por sentirme Erigido puedo mirar durante horas enteras La Ventana sin sentir que la Calefacción Central viene por detrás a cuestionarme. Me encuentro libre y magullado me entiendo como Lápiz. Acciono la abrochadora de ganchitos Limpiamente Abrocho a mi hija por la orejas a los bordes de la mesa Éste es el mundo de la Erección Plana Hueca Voluntaria ya que es imposible detenerla. Los dibujos no son Malos desde un punto de vista estrictamente técnico El que mira comprueba que nunca se puede mirar sin ver La Mesa, La Silla, La Ventana, La Calefacción Central, son copias fieles, copio Con rigor Para familiarizarme. Ya estoy familiarizado. Miro: me miro en el espejo y veo Mesa, Silla, Ventana, Calefacción Central Espejo.” Osvaldo Lamborghini / Familiarizarse