El escondite virtual


Demasiada gente con la unidad de presencia hecha escondite en la virtualidad. Disolver el escondite virtual es una primera y primaria admisión para que la inquietud del por qué estamos tan solos no garantice la descomposición de lo que ahora somos, y de lo que mañana seremos, cuando rastro y huella de nosotros, no pueda ser disuadido por los que aún no han nacido. Vamos tan rápido que es probable que no hallamos estado donde dijimos que estuvimos.

Anuncios