Que hable Videla asusta


Que hable Videla asusta, pero no a nosotros. Pero, a pesar de estar sabiendo de alguna manera que lo que sucede es un desgastante embudo, muchos argentinos prefieren no pesar nada y dejar que siga sucediendo la real envergadura de lo que es y fue el argentino medio durante, por ejemplo, el corralito, la plata dulce, el menemismo, la fiesta de todos, los metebombas, el plan quinquenal, lo que hay más allá del centro. 

Anuncios

Algún atisbo rudimentario


Si nos apuramos le daremos a tu imagen algún atisbo rudimentario, cierta melancolía que se siente en La Pampa (o en algún lugar parecido a ése lugar de Argentina) cuando baja el sol y empieza a comérselo todo la oscuridad apenas aligerada, no rebosante y lejana de ciudades muy poco dadas a la luz, más bien son como el atisbo que queremos darte, algo que parecería estar sólo afirmándose siempre y cuando otra cosa más general (la oscuridad en tu caso) lo englobe y sea así más vital que esas luces lejanas y perdidas en La Pampa mientras el sol cae. Pero, de ceder nosotros a la pereza del ocio creativo, es probable que te salves del atisbo pero es muy improbable que ya no puedas ser otra cosa que una imagen, nominada por suerte tuya (será “tu” imagen) pero si miramos bien un poco difusa. No hacemos nada con tu imagen por ahora. Lo que se llama “el principio del placer” es, exclusivamente, una capacidad que sólo a vos mismo atañe. Nosotros venimos después.


If we hurry we will give your image a rudimentary glimpse, he feels a certain melancholy in La Pampa (or someplace like that instead of Argentina) when the sun goes down and starts to eat it all just lightened the darkness, not overflowing and distant given little city in the light, rather they are like the glimpse we give you, something that seems to be asserting only as long as other more general thing (darkness in your case) is well-encompassing and more vital than those distant lights and lost in La Pampa as the sun falls. But, give us creative laziness leisure is likely to save you the hint but it is very unlikely that you can no longer be anything but an image, luckily nominated you (will be “your” picture) but if you look closely a bit fuzzy. We do nothing with your image now. What is called the “pleasure principle” is exclusively a capacity that relates only to yourself. We come next.


Wenn Eile wir geben wir Ihrem Bild einen rudimentären Einblick, fühlt er eine gewisse Melancholie in La Pampa (oder irgendwo so anstelle von Argentinien), wenn die Sonne untergeht und fängt an, alles essen, nur aufgehellt der Dunkelheit, nicht überfüllt und fernen gegeben kleinen Stadt im Licht, sondern sie sind wie der Blick geben wir Ihnen, etwas, das nur so lange wie andere, allgemeinere Sache (Dunkelheit in Ihrem Fall) zu behaupten scheint, ist auch umfassende und vitaler als die fernen Lichter und in La Pampa verloren, da die Sonne fällt. Aber es ist uns kreative Faulheit Freizeit wahrscheinlich sparen Sie den Hinweis, aber es ist sehr unwahrscheinlich, dass man nichts mehr, sondern ein Bild sein, zum Glück nominiert Ihnen (wird “Ihr” Bild), aber wenn man genau schauen etwas verschwommen. Wir machen nichts mit dem Bild jetzt. Was heißt das “Lustprinzip” ist ausschließlich eine Kapazität, die nur auf dich. Wir kommen nächstes.

Manipulación 2


Las consideraciones antes expuestas (ver Manipulación 1), también deben tenerse en cuenta a la hora de “ver” cómo la “cuestión drogas”, no sólo es una ambigüedad social, física y médica, sino también política. Lo que algunos no saben, otros ya lo saben desde hace rato. Esto es una premisa básica. De la misma manera que “ser hombre” o “ser mujer” no implica necesariamente un dogma sobre ambos géneros que devenga en “hetero u homosexualidad”, sino más bien una forma de control de parte de la historia por controlar el impulso más vital que genera el cuerpo humano en sintonía (o no) con lo intangible de la esencia que nos hace seguir respirando todos los días. Es decir, al igual que la práctica del conocimiento, los alteradores deben ser puestos en marcha en personas que de alguna manera accedan a la certificancia que, al menos -si no se lo puede definir-, “hay otra cosa”, que no ingresa dentro del orden del “bien” y del “mal”, sino que va más allá y al mismo tiempo está más acá: adentro somos otros y ya es tiempo que lo sepamos quienes así lo decidimos. Saber una cuestión del querer. Pensarlo de otra manera es seguir estando presos de la idea de que no es posible salir. Adónde salir es otra cuestión.

These considerations (see Handling 1) must also be taken into account when it comes to “see” how the “drug issue” is an ambiguity not only social, physical and medical but political. What some do not know, others already known for a while. This is abasic premise. In the same way that “being a man” or “being woman” is not necessarily a dogma of both genders accrue in”hetero or homosexuality,” but rather a form of control of part of the story by controlling the vital impulse generated by the human body in tuned (or not) with the intangible essence that makes uskeep breathing every day. That is, as is the practice of knowledge, the changes should be implemented in a way peopleaccess the certificancia that, at least, if not it can be known,”there is something else” that does not enter in the order of “good” and “evil”, but goes further and at the same time is morehere: we are in another and it is time that we know who we choose. Knowing a matter of will. To think otherwise is to remainprisoners of the idea that you can not quit. Where to go out is another matter.